martes, 31 de julio de 2012

Todos tenemos derecho a amar y a ser amados.

Es tan divertido, tan sincero y simpático. Me encanta su sonrisita de niño travieso y sus ojitos marrones... si, no son ni azul cielo, ni esmeralda, ni destacan mucho... son simplemente marrones, pero el destello que los impregna es inconfundible. Transmite tanta ternura, tanta gracia... 
Él, simplemente él... tal y como es, es maravilloso. Me gusta mucho, pero él no sabe nada. Es como mi amor secreto y a pesar de pensar continuamente en él, de soñar con un futuro juntos; estoy casi segura de que no será así, de que siempre seguirá siendo mi amor secreto y nunca sabrá que aunque somos amigos, yo lo deseo como algo más...
Seguro que no soy la única, que todas alguna vez hemos tenido o tendremos algún amor secreto... Pero, y ellos?  Nunca me había parado a pesar que ellos también pueden tener amores secretos. Al fin y al cabo, también tienen derecho a amar. Imagina que mientras tú piensas en ese chico especial que no tiene ni idea de lo que sientes por él, que piensa que tan solo le ves como un amigo más; otro chico cualquiera, alguien que conoces, está pensando en ti de esa forma tan apasionada. No es ningún imposible, es más, es muy probable que así sea. Todos, absolutamente todos las chicos y todas, absolutamente todas los chicas tenemos si no un amor secreto, al menos una persona por la que nos sentimos atraídos o que vemos de un modo distinto a los demás de su mismo sexo.
¿Y si eres el amor secreto de el chico que se sienta en la última fila? ¿O de ese chaval que repitió curso? ¿Y si tu mejor amigo siente algo más que amistad por ti? O... imagínate por un segundo que esa persona tan especial para ti, el mismo que se cuela en tu cabeza continuamente, siente exactamente lo mismo hacia tu persona. 
Las posibilidades son infinitas. Al igual que todos tenemos derecho a amar, también tenemos derecho a ser amados.

Autora: JustSmileAndDreams


sábado, 28 de julio de 2012

Una vida completa

1 año: "Mamá", "Papá", "Agua", "Patito", "Ñam ñam" y algunas palabritas más, son las que salían de mi pequeña boquita de bebé... Palabras sencillas e inteligibles, claro. Además, seguramente reproducía los típicos sonidos de los bebés que nadie más aparte de ellos mismos, entienden.
Lo he olvidado todo sobre mis primeros meses en este mundo. Al parecer no tenía capacidad para retener recuerdos. Por suerte tengo a mis padres y hermano que suelen hablarme de mi forma de actuar en esa época. Siempre que me cuentan como pasé del taka-taka y los gateos a mis primeros pasos; como en lugar de pronunciar "Jose Manuel" para llamar a mi tete, decía "Emanel"... veo sonrisas en sus rostros. Me alegra pensar que soy la razón de esas sinceras muecas de felicidad. Me alegra verlos felices.

2 años: " Al corro de la patata, comeremos ensalada, como comen los señores, naranjitas y limones...", "Cucú cantaba la rana, cucú debajo del agua..:", "Tengo, tengo, tengo, tú no tienes nada..." Recuerdo docenas de canciones como estas. ¡Me encantaba cantar! También solía dibujar... bueno, sí es que a hacer rayas de colores se le puede llamar dibujar. Los 2 añitos fue mi etapa de exploradora. Tenia curiosidad por todo lo que veía y me gustaba coger y examinarlo todo... y lanzarlo contra el suelo también. 

3 años: "Pinocho", "Alicia en el país de las maravillas", "Los 3 cerditos" y muchos más cuentos que mi madre solía contarme antes de ir a dormir. Las estanterías estaban repletas de estas historias infantiles y también de esos libros tan graciosos para colorear y poner pegatinas. 

4 años: ¡Guardería! Ya había estado en otra distinta durante los 2-3 años pero no lo recuerdo. Conocí a montones de niños y niñas como yo y disfrutaba jugando en el tobogán y los columpios y balancines a la hora del patio.

5 años: Mi primer amor. Creo que nunca le olvidaré por mucho tiempo que pase, que podría reconocerlo por muy cambiado que estuviera... Pero tan solo fue un amor de verano, sobretodo porque lo conocí en la escuela de verano y cuando acabó, sabíamos que no volveríamos a vernos, aunque no fue así...

6 años: Abandone a mis queridos manguitos de Piolín y me dediqué a zambullirme en el agua y mover los brazos y las piernas. El mismo año mejoré mi habilidad para leer e incluso les leía cuentos a mi peluches.

7 años: Paso de educación infantil a primaria. Seguía en la misma escuela, con mis mismos amigos... jugábamos al pilla-pilla, al escondite... y odiábamos los dentistas.

8 años: Seguíamos odiando los dentistas. Nos gustaba ir mellados y corretear y brincar. Nos centrábamos en divertirnos al máximo.

9 años: Comuniones. Mi madre me compro vestidos y ropa bonita para asistir a las eucaristías de mis amigas. La ropa la elegía ella, yo ni siquiera prestaba atención a como me quedaba o si me gustaba el diseño... todo el tema de ropa es muy distinto ahora.

10 años: Empezamos a interesarnos por los chicos y hacíamos parejas imaginarias. Cotilleábamos, nos peleábamos y nos reconciliábamos, disfrutábamos de las clases extra-escolares de gimnasia rítmica...

11 años: Último año de primaria. Nos asustaba la idea de pasar al instituto, de cambiar de profesores y cambiar el edificio que había sido nuestra segunda casa durante tanto tiempo... Nos asustaba ser los novatos y los más peques del instituto, después de estar siendo los más mayores del cole. Creíamos con toda seguridad que habría matones como "Nelson" de los simpsons o "Buford" de Phineas y Ferb que se meterían con nosotros y nos robarían el almuerzo... suerte que solo eran invenciones nuestras.

12 años: A pesar de que nos prometimos seguir juntos en el instituto, todo cambió. Nos separaron en distintas clases. Nos separamos poco a poco de nuestros amigos de la infancia e hicimos nuevas amistades. Nos parecía una injusticia tener que levantarnos 1 hora más pronto, tener que ir nosotros a las clases que nos tocaban, en lugar de venir los profesores... pero, en cambio, nos gustaba no tener instituto por la tarde. Creamos un grupo de mejores amigas y aunque a veces había peleas, nos lo pasábamos genial juntas.

13 años: Expulsión de una miembro de nuestro grupo de mejores amigas por falsedad... Fue una traición muy fuerte, al principio me resulto duro al recordar todo lo que habíamos pasado juntas, pero fueron pasando los meses y ya no existía ninguna pelea interna del grupo... Así nos dimos cuenta de que ella era la causante de todos nuestros males y que habíamos hecho bien en apartarla de nosotras. 

14 años: Nuevo curso, nuevos compañeros. En este año nos hemos dado cuenta de quienes somos amigas de verdad. Hemos tenido muchos obstáculos pero los hemos superado juntas. Conservamos nuestro círculo de mejores amigas pero nos abrimos a más gente. 
Muchas nuevas amigas ocupan ahora mi corazoncito. He recuperado definitivamente a mi mejor amiga del cole y he comprobado que con ella tengo un lazo muy fuerte. He revelado secretos muy importantes a mi confidente más fiel, he soñado con amores imposibles, he vivido con mi hermano a más de 1000 kilómetros de mí...

15 años: ¡Quinceañera! Tras uno de los mejores cumpleaños de mi vida con mis mejores amigas (menos 2 a los que el destino les impidió estar conmigo en este momento tan especial de mi vida), coincidiendo con la ceremonia inicial de los juegos olímpicos 2012 en Londres, solo puedo decir que sigo siendo la misma chica que todavía guarda en su cabecita a todos esos amigos que una vez ocuparon su corazón, que aún no olvida el nombre de ese chico tan especial que consideró su primer amor, que da gracias al destino por haber cruzado su camino con las chicas más maravillosas del mundo y que tanta alegría le transmiten... 
¡La misma chica de siempre pero "Quinceañera"!

miércoles, 25 de julio de 2012

Dos mundos donde elegir


Perfección, felicidad... son dos mundos tan distintos:

En el "Mundo de la perfección", todo es superficial. En las cabezas de todos sus habitantes está clavada la idea de que la perfección te da poder, te hace sentir superior a los demás y para lograrla solo hay que preocuparse del aspecto externo, de todo aquello que los demás ven, por lo que lo prioritario es la belleza. Belleza que únicamente se consigue con toneladas de maquillaje.
Todos los habitantes de este infeliz mundo luchan entre sí por ser los más perfectos, pero ¿acaso este mismo afán por la perfección no es algo que los hace imperfectos? Son mezquinos con sus iguales, precisamente porque no quieren tener iguales, buscan la superioridad. Son falsos, se esconden bajo capas y capas de innumerables productos cosméticos, que al parecer les nublan la vista y la mente y no les dejan pensar claro.
Solo hay una ruta hacia la perfección, y esa ruta no incluye ni amor verdadero, ni amistad sincera, ni felicidad auténtica... ni realidad... Es un mundo miserable, donde el objetivo es imposible de alcanzar.
A veces sus habitantes son capaces de abrir los ojos y darse cuenta del mundo en el que viven, y se llenan de valor para huir de su prisión de perfeccionismo y encaminarse al "Mundo de la felicidad".

En el "Mundo de la felicidad", lo importante es el bienestar y no hay una sola ruta para llegar a ese estado de dicha. Hay multitud de ellas: amistad, cariño, familia, amor, satisfacción, dulzura, diversión... Son ríos distintos, pero todos conducen al mismo mar: al mar de la felicidad.

Es un mundo donde también existe belleza, pero belleza pura y natural. Nadie se oculta bajo pringues y mascaras. No se pretende la perfección, ya que simplemente no existe. Los habitantes de este alegre mundo son bondadosos, sin importar sus aspectos exteriores. No luchan, no hay batallas por la superioridad. La igualdad no les separa, sino que les une. Son felices con sus iguales y se respira pureza y autenticidad en el cariño que se dedican los unos a los otros. Los habitantes de este mundo lucen sonrisas sinceras, algo que el el "Mundo de la perfección" ni se sabía que existía. Es un mundo generoso que abre sus puertas a cualquiera que desee seguir una de las rutas hacia la felicidad.
Sin embargo, a veces los habitantes perfeccionistas e infelices de del otro miserable mundo traspasan las puertas del "Mundo de la Felicidad" y secuestran a algunos de sus habitantes, inculcándoles ideas de perfeccionismo y belleza y arrastrándoles a su nueva vida de torturas llamada "Mundo de la Perfección".

Autora: JustSmileAndDreams


martes, 24 de julio de 2012

Rte: Tu "Bella Durmiente"


Querido príncipe mío,

Recuerdo la primera vez que me besaste. Fue como si yo fuera tu "Bella Durmiente" y tú me hubieras despertado con uno de tus dulces besos. Sin embargo, la sensación que me produjo fue la contraria. Todo era tan perfecto que parecía un recóndito deseo guardado en mi mente; pero entonces volviste a besarme, sentí tus labios junto a los míos y supe que eras real. Dedicaste toda tu vida a hacerme vivir en un sueño y ahora que el sueño se ha vuelto amargo y eterno, ya no hay nada que puedas hacer. No te sientas culpable, mi príncipe: Tus besos eran mi medicina ante cualquier dolor, sin embargo, la muerte no tiene cura. 

Te seguirá amando por siempre,
Tu princesa
 Autora: JustSmileAndDreams

lunes, 23 de julio de 2012

No es falta de amor, es falta de amar.

La tristeza se apodera de ti, alimentada por celos y envidia. Ves a todas esas chicas felices con sus novios paseándose por los jardines del "Retiro" y ansias estar en el lugar de alguna de ellas.
Fijas tu mirada en una en particular y observas como entrelaza sus dedos con los de su pareja. Piensas en el roce de sus manos, en lo romántico que parece y en lo mucho que te gustaría experimentarlo... Entrelazas tus manos y acaricias tus dedos, imitando los movimientos afectuosos de "él" hacia "ella", pero sabes que no es lo mismo. 
Examinas la mirada de ella y descubres un brillo en sus ojos... "¿Alguna vez podré apreciar ese mismo brillo en mis propios ojos?" 
Ves como "él" le dedica carantoñas graciosas solo para poder contemplar su preciosa sonrisa... "¿Alguna vez alguien se esforzará en hacerme sonreír solo porque anhele mi sonrisa?"...
Ahora, "ella" se aferra con su brazo izquierdo al cuerpo de "él" y "él" la corresponde con un ligero achuchón, atrayéndola hacia su cuerpo. "¿Alguna vez alguien me abrazará atrayéndome hacia su cuerpo?" 

"Ella" sonríe y le mira a los ojos. Detienen su paseo y se quedan el uno frente al otro, cruzando sus miradas. "Ella" le rodea el cuello con sus brazos. "Él" la coge suavemente por la cadera atrayéndola, de nuevo, hacia su cuerpo. "Ella" no se resiste. "Él" apoya su frente en la de "ella" y "ella" levanta lentamente sus talones. ¡Y entonces sucede! Los ojos de ambos se cierran y sus labios entreabiertos se juntan, se rozan y tras unos tres segundos se separan. Abren los ojos y vuelven a mirarse. Entrelazan de nuevo sus manos y reanudan su paseo, sonrientes y felices.
"¿Alguna vez podré experimentar un verdadero beso?"
"¿Alguna vez existirá una persona que me quiera?"
"¿Alguna vez tendré a alguien a mi lado?"
Son muchas preguntas, con respuestas desconocidas.
Te sientes sola. La lagrimas brotan de tus ojos y no puedes dejar de pensar en lo mucho que envidias a esas parejas felices. Su felicidad te afecta negativamente y la soledad se apodera de ti. Sientes que necesitas a alguien que te quiera, que esté a tu lado... Eso es lo que piensas, pero ¿Y si lo que necesitas no es que alguien te quiera, sino querer tu a alguien? En ese caso; no es falta de amor, es falta de amar.

Autora: JustSmileAndDreams


domingo, 22 de julio de 2012

Eres el reflejo de lo que detestas.

Dices que no has cambiado. Que sigues siendo la misma de siempre... ¿De verdad lo crees?
Me parece genial que hayas conseguido superar tu timidez, que te resulte fácil hablar con la gente que no conoces y hacer amistades; pero no entiendo como has podido convertirte en una persona tan diferente. 
No solo has cambiado algunos detalles de tu carácter, prácticamente los has cambiado todos. No solo has cambiado tus gustos... te has transformado radicalmente en otra persona. Ya no te reconozco.
¿Recuerdas esas chicas a las que tanto detestabas por su carácter hace nada?¿Las mismas superficiales que solo piensan en ser el centro de atención?... Pues eso es lo que eres ahora. Te has convertido en algo que odiabas y aun no llego a entender la razón.


Autora: JustSmileAndDreams


sábado, 21 de julio de 2012

No puedo seguir con mi vida, si tu no formas parte de ella.

"No me importa lo que opines sobre mí; yo voy a seguir con mi vida. No me importa que me ignores; lo mismo haré yo contigo. No me importa que no pienses en mi; tampoco yo pienso en ti"... Pero, acaso ahora mismo no estoy pensando en ti. Acaso no estoy demostrando que me es imposible ignorarte, que me importa tu opinión sobre mí y que no puedo seguir con mi vida, si tu no formas parte de ella...
Una vez más, mi intento de convencerme a mi misma de que nada de lo que tenga que ver contigo me importa, ha fracasado. No puedo mentirme a mi misma, yo sé muy bien como me  siento. Sé que no puedo apartarte de mi cabeza, sé que no puedo dejar de inventar reconciliaciones y nuevas esperanzas y que una parte de mi corazón aún te pertenece... Pero por desgracia, también sé que posiblemente mis esperanzas renovadas de volver a estar junto a ti solo serán eso, simples esperanzas que puede que nunca lleguen a cumplirse.

Autora: JustSmileAndDreams

viernes, 20 de julio de 2012

Nuestro camino sin destino fijado.


Algunos decían que el verdadero amor era muy escaso o incluso que no existía. Decían que las palabras "te quiero" mentían de por sí, que contenían falsedad ilimitada, que todo era un gran embuste... Sin embargo, aquí estamos tu y yo para demostrarles todo lo contrario. Todo el tiempo que hemos estado unidos, un tiempo lleno de sinceros "te quiero", de amor en su estado más puro. Ya no somos tu y yo, somos nosotros. Juntos, estrechamente atados por un romántico lazo. 

El destino decidió que nuestros caminos se cruzarán y se convirtieran en uno solo. Puede que haya alguna bifurcación en esta senda que compartimos, que nuestro camino vuelva a dividirse en "tú y yo"; pero sé que cuando el amor es auténtico, el destino lo tiene en cuenta y volverá a juntarnos en un "nosotros". No tengo ningún mapa, pero presiento que nuestra senda no tiene un destino fijo, pues nunca tendrá fin.
Autora: JustSmileAndDreams

jueves, 19 de julio de 2012

¿Te gustaría ser mi príncipe?

Sé que no soportas las cosas idealistas, no aguantas a esas chicas soñadoras que tienen la esperanza de encontrar a su chico perfecto y vivir un amor de cuento... Yo no busco un chico perfecto, pero si un príncipe azul. No me juzgues, no  busco vivir un cuento de hadas. No quiero que mi vida este escrita junto a dibujos de palacios, sapos y brujas malvadas; prefiero escribir mi propia historia de amor... 
No vas vestido de azul, pero...¿Te gustaría ser mi príncipe?


Autora: JustSmileAndDreams

Puedo ser muchas cosas, pero así soy yo.

Puedo ser muy perfeccionista: puedo pasar horas y horas haciendo algo que no se merece la importancia que le doy solo para que quede perfecto. A ratos puedo ser  bipolar: puedo estar desbordante de alegría y al instante pasar a un estado de depresión inmensa o enfado incontrolado. Puedo ser muy comprensiva, escuchando a los que incluso me han dañado en alguna ocasión. Puedo estar muy loca, haciendo cualquier insensatez para pasar el rato. Puedo ser soñadora, albergando esperanzas e ilusiones de algo que todos creen imposible. Puedo ser muy cabezota: si tengo una idea metida en la cabeza, no me la sacan ni a caricias ni a palos.  Puedo ser ambiciosa, querer ser la mejor bajo un gran sentimiento de superación.  Puedo ser muy cariñosa: querer abrazarte y no soltarte nunca. Puedo ser muy sincera, confesarte palabras que puede que no sean de tu agrado, pero confiando en que es lo que debo hacer porque es la verdad.  Puede ser competitiva, buscando la victoria en juegos de críos. Puedo ser muy agradable, ayudando en lo posible y haciendo lo necesario y mas para que alguien se sienta bien. Puedo ser muy alegre, manteniendo una gran sonrisa pase lo que pase y al contrario puedo ser muy quejica, buscando los defectos de todo con tal de quejarme...


Puedo ser muchas cosas, pero así soy yo. Puede gustarte o no gustarte pero eso no me afectará. Seguiré siendo la misma chica de 14 años, perfeccionista, bipolar, comprensiva, loca, soñadora, cabezota, ambiciosa, cariñosa, sincera, competitiva, agradable, alegre, quejica... lo único que cambiará será mi edad; pero puedo decirte, con toda la sinceridad del mundo, que no voy a cambiar por nadie. Porque voy a ser yo misma, porque así es como soy.

miércoles, 18 de julio de 2012

"Juntos" de Ally Condie



El tiempo que pasamos juntos es como una tormenta, como viento huracanado y lluvia, como algo demasiado grande para controlarlo pero demasiado poderoso para eludirlo. Sopla a mi alrededor y me enreda el cabello, me deja la cara mojada, hace que me sienta viva, viva, viva.
Hay algunos momentos de clama y silencio, como en toda tormenta, y otros momentos en que nuestras palabras relampaguean, al menos para nosotros.

Pienso que quizá tenía intención de decir algo más, pero, cuando nuestros labios se tocan, las palabras, por una vez, son completamente innecesarias. 

Es curioso como nos aferramos a los objetos del pasado mientras aguardamos nuestro futuro.

Si siempre has sabido como mirar a alguien, resulta extraño tener que hacerlo de un modo distinto.

Hallaré una forma de volar como los ángeles y lo encontraré.

martes, 17 de julio de 2012

Me pusiste fecha de caducidad

Las personas se asemejan mucho a los árboles.
Dejad que me explique.
Hay dos tipos de personas según las relaciones amorosas que quiera llevar: las "hola, te amo y hasta nunca" y las formales.
Las primeras me recuerdan a los árboles de hoja caduca: cuando dejan de tener interés en sus hojas, las descuidan, dejan que se marchiten y se deshacen de ellas.
En cambio, las personal formales son como los árboles imperecederos: mantienen sus hojas fuertes y alegres, aportándoles todo lo que necesitan y protegiéndolas ante cualquier peligro.

Tú eras de este último tipo y sin embargo, no cumpliste con tu deber de protegerme. Dejaste que tu querido sol de melena rubia me quemara con su mirada enfurecida. Dejaste que el huracán provocada por uno de sus falsos pero convincentes "Te quiero" me arrastrara y me obligara a desprenderme de tus ramas. Me apartaste de ti cuando esa no era tu naturaleza. 
No debiste hacerlo. Cada día que pasa veo como ella te envenena, sus rayos traspasan la superficie y queman tus raices, tus principios... Veo como te transformas en el tipo de persona a la que hace poco detestabas. Veo como te consumes y sé que dentro de poco no quedara nada del chico formal al que yo amaba, solo serás un "Hola, te amo y hasta nunca" y todo porque me pusiste fecha de caducidad.


Autora: JustSmileAndDreams

lunes, 16 de julio de 2012

La mirada es el espejo del alma

 ¿Recuerdas el día en que me preguntaste si te quería?... mi respuesta no te agradó demasiado... vi como tus ojos se llenaban de lágrimas que caían, surcando el aire, hasta alcanzar el enlosado suelo. Sentí tu frustración al ver que nada había salido como deseabas, que todo había fracasado a pesar de que te habías esmerado al máximo...
Me habías dedicado una cantidad de tiempo inimaginable, un tiempo valioso que podrías haber destinado a otras ocupaciones; habías organizado aquella tarde romántica para mí y habías preparado bellas palabras para encandilarme... Lo habías calculado todo al milímetro, sin dejar nada a la suerte, convenciéndote más y más de que todo sería perfecto... pero no tuviste en cuenta mis posibilidades, mi libertad de decisión apenas existente...
Al recordar tu voz pronunciando esas dos palabras que tanto significaban para ti, con tono tranquilo y sosegado y porte firme y elegante, todavía no me atrevo a determinar la cantidad de veces que debiste vocalizarlas previamente, escrutando cada indicio de nerviosismo en tu reflejo, por minúsculo que fuera, con el fin de corregirlo y modificar tu apariencia, al inicio ávida y alterada, en una completamente distinta... calmada, apacible...
No podía dejar de mirarte, reparando en cada una de las facciones de tu rostro, entonces inundado de decepción.
Tú y yo, rodeados de silencio... un silencio incómodo y cargante que, a pesar de contener el cantar de los pajarillos sobrevolando nuestras cabezas o el murmullo de la mansa brisa zarandeando mis cabellos y colándose entre los tuyos, carecía de palabras... 

Busqué desesperada tu mirada... me asombró toparme con tal cuantía de dolor acumulada en la claridad de tus ojos que, iluminados por el sol, parecían más sagaces que nunca, a pesar de la tristeza que los recorrían... Pero distinguí otros sentimientos en tu apesadumbrada mirada: el desasosiego al ver el desenlace de todo lo ocurrido, la confusión de que algo no encajaba, el coraje de seguir allí, a mi lado... Cientos de sensaciones distintas recorrían tu mente y se reflejaban en tus ojos. Toleraste mi mirada una fracción de segundo y tras esto la rehuiste y te aislaste de nuevo en tu atormentado juicio. Con la cabeza gacha, reflexionabas sobre la situación, sin dar crédito a lo ocurrido; ausente a mi persona... 
Me apené... sollozaba en silencio... me afectaba mucho verte así, quise abrazarte pero te fuiste antes de que pudiera hacerlo... y aunque no te hubieras ido, aunque hubieras seguido a mi lado; no me habría arriesgado a abrazarte, no habría desafiado de tal forma al huésped que observaba en las sombras, inexistente ante nuestros ojos...

       Te escribo esta carta, después de tantos años porque, al igual que yo supe,a través de tu mirada; tus sentimientos, las emociones que te invadían el alma, los pensamientos que recorrían tu cabeza de un lado a otro buscando la forma de encajar las piezas, de convencerte de que nada había ocurrido, de que podías volver atrás y empezar de nuevo, buscando sin descanso la receta para un futuro juntos... al igual que yo supe todo esto a través de tu mirada; tienes derecho a saber como viví yo ese momento de mi vida, como me sentí... No lamento la respuesta que te di. La misma que llenó tus ojos de lágrimas... Volvería a articular el mismo "¡NO!" una y otra vez, aunque con cada una de esas negativas apuñalara mi corazón... 


Lo que me ha motivado a escribirte esta carta es que sé que mientras yo veía tanto en tus ojos, tu solo viste rechazo en los míos y había mucho más que eso... sé que las lágrimas te empañaban la vista y que tu ajetreada mente, llena de sentimientos nuevos, nublaba tu entendimiento y te despojaban de tu capacidad de procesar los detalles que dicen tanto de nosotros... 
Sí hubieras dejado que tu mente se despejara, aunque fuera por un instante, habrías podido ver el miedo que inundaba mi mirada y bajo este, el cariño, el destello apasionado debido a tu presencia , mi incapacidad al no poder cumplir mi sueño de estar junto a ti por siempre, mi intento de protegerte contra una crueldad sin límites...  la crueldad de aquel perverso hombre, atento a todos y cada uno de mis movimientos, aquel hombre obsesionado con todo lo que tenía que ver con mi persona, aquel que me privaba de libertad... aquel que se escondía en las sombras, que me vigilaba constantemente buscando una debilidad, cualquier cosa que yo pudiera desear para acabar con ella al instante... 


Autora: JustSmileAndDreams

domingo, 15 de julio de 2012

El amor no es un juego de azar

Me quiere, no me quiere, me quiere, no me quiere.... Sentada sobre el césped, te dedicas a deshojar tu margarita, marcando cada hoja con una afirmación: "me quiere" o "no me quiere"... 
Simple: tan solo debes coger una flor, arrancar uno a uno todos sus pétalos y las palabras que pronuncies al arrancar el último pétalo, serán las validas para ti:
"Me quiere"... Empiezas a danzar y gritar como una loca: "¡Me quiere, me quiere!"
"No me quiere"... Te entristeces por un segundo, justo antes de coger otra nueva flor y empezar a deshojarla como la anterior. "Solo era una prueba, esta es la de verdad"-te dices a ti misma. Repites esta misma acción con todas las flores que hagan falta, hasta que al fin, las ultimas palabras, "me quiere", resuenan con gran alegría en tu cabeza.
Añoro esos momentos de mi vida, cuando jugaba con los sentimientos y echaba a suertes el amor... Todos hemos pasado por eso, sin embargo, crecemos y nos hacemos lo suficientemente mayores como para comprender que el amor no es un juego de azar... Aunque, pensándolo mejor, no todos. 
Algunos crecen y deciden seguir jugando, solo que, esta vez, en parejas. Escogen a su pareja y empieza el juego, pero ya no es divertido, al menos para uno de ellos... 
Cuando acaba el juego, busca una nueva pareja y empieza de nuevo, dejando corazones rotos tras de sí... Y así, continua su partida el astuto "rompecorazones", jugando con los sentimientos de sus víctimas.


Autora: JustSmileAndDreams

sábado, 14 de julio de 2012

No eres ningún capricho para mí...

-Cariño, ¿puedo preguntarte algo?
+Claro que sí, lo que quieras mi lady.
-Vale.., ¿tu... me quieres? Dime la verdad, por favor.
+¿Estás segura de que quieres saber la verdad?
-¡Sí!
+Está bien... la verdad es que no... no te quiero...
-¡Mientes!...
+No miento, te lo prometo...
-Entonces dime, ¿por que estamos juntos? ¿Que quieres de mí?
+Quiero tus profundos ojos acaramelados para saber si buscan los míos cuando no te dedico las miradas que precisas; quiero tu aterciopelada y tersa piel para averiguar si anhelas que se encuentre con la mía, con el fin de que el instante de un único roce acalle todos nuestros miedos y temores; quiero tu dulce sonrisa, esa que me contagias tan a menudo, para sentir que es real, que eres real... quiero tu sedoso cabello castaño para comprobar que tan solo una de mis caricias sería suficiente para producirte placer, quiero tu mente para saber que pensamientos la inundan a cada momento... quiero tu todo...
Quiero saber si sientes lo mismo que ese chico que se acerca lo máximo posible a ti solo para poder sentir la dulce esencia de tu ser, el mismo que sería capaz de dar todo lo que tiene para pasar unos minutos a solas contigo...
Quiero que entiendas que no te he mentido cuando te he dicho que no te quiero... ¡es la verdad!
No te quiero, no eres ningún capricho para mí.
No te quiero, te necesito.

Autora: JustSmileAndDreams

lunes, 9 de julio de 2012

Y a pesar de todo, soy incapaz de odiarte...

¿Como crees que me siento cuando os veo a todos felices, jugando, charlando... siendo amigos... y pasando de mí? ¿Cómo crees que me siento cuando veo reflejados en sus rostros ese sentimiento de repulsión? ¿Qué les he hecho para que se comporten así conmigo? Dímelo... Puede que me equivoque pero siento que tu tienes algo que ver con todo esto... ¿porque sino me iban a tratar así, cuando ayer mismo compartían su amistad conmigo?...
Lo siento, sé que te hice daño... no era mi intención, ¿pero que querías que hiciera? Decirte que sí a todo, pronunciar las palabras "te quiero" sin sentirlas realmente, dejarme besar como sí de verdad creyera que existía algo entre tu y yo, algo entre nosotros... No quería mentirte, no quería darte falsas esperanzas, así que no lo hice... Supongo que te sentías rechazado por mí... sé que es duro, muy duro... pero, ¿porque tenías que hacerme esto? ¿Por que preferiste destrozar parte de mi vida antes que hablar conmigo y aclararlo todo? Seguramente solo querías que yo sufriera como tu lo hiciste cuando decidí cambiar nuestra relación... deja que te diga que lo has conseguido. Pero piénsalo bien. ¿De verdad esto te satisface? ¿te sientes mejor observando desde ese barco como mi vida se hunde? ¿limitándote a mirar como me ahogo en mis penas por tu culpa? Sabes que esto no está bien, aún puedes arreglarlo, aún puedes lanzarme el salvavidas que tanto necesito y que aún sostienes en tus manos, apretándolo contra tu pecho... Pero sé que no lo harás, sé que decidiste ensuciar tu subconsciente y estás preparado para llevar esta carga toda tu vida..., ¿Que clase de engaños ilógicos creaste sobre mí para provocar que todos los que antes me habían mostrado su cariño, ahora me repudien de esta forma?... ¿Cuando dejaste que tu boca se llenara de tantas mentiras? ¿Cuando empezó a gustarte la idea de crear un sufrimiento como este?... 
Sabes por lo que estoy pasando y aún así dejas que esto continúe, y dejarás que esto siga hasta que me marchite por completo... A veces dudo que tus "te quiero" fueran sinceros, como podían serlo si me estás demostrando que careces de corazón. Me sorprende ver que prefieres el odio a la amistad... sí, me sorprende; sobretodo porque es un odio sin justificación, sin lógica... no te he echo nada para que me dediques ese horrible sentimiento, para que me desees lo peor... es más, ¡soy yo la que debería odiarte! Pero no lo hago... soy incapaz de odiarte y lo peor es que no sé porque...
Autora: JustSmileAndDreams

sábado, 7 de julio de 2012

Los juegos del hambre

--Es encantador, aunque no sé si podrás glasear a alguien hasta la muerte.
--No te lo creas tanto. Nunca se sabe qué te puedes encontrar en el campo de batalla. ¿Y si es una tarta gigante...? --empieza a decir Peeta.

Oigo en mi cabeza la voz de Peeta: «No entiende el efecto que ejerce en los demás». Lo decía para menospreciarme, ¿no? Aunque una diminuta parte de mí se pregunta si no sería un piropo, si no querría decir que tengo algún tipo de atractivo. Es raro que me haya prestado tanta atención, como, por ejemplo, con lo de la caza. Y, al parecer, yo tampoco era tan ajena a él como creía: la harina, la lucha libre... Le he seguido la pista al chico del pan.

--Estás temblando --dice Peeta.
El viento y la historia me han robado el calor del cuerpo. El grito de la chica..., ¿habría sido el último?
Peeta se quita la chaqueta y me la echa sobre los hombros. Empiezo a retroceder, pero al final lo dejo, decidiendo por un segundo aceptar tanto su chaqueta como su amabilidad. Una amiga haría eso, ¿verdad?
--¿Eran de aquí? --pregunta, mientras me abrocha un botón.

Quiere que te confíes para convertirte en una presa fácil. Cuanto más te guste, más mortífero será. (Katniss)

--¿Qué piensas? --le susurro a Peeta--. Del fuego, quiero decir.

--Te arrancaré la capa si tú me arrancas la mía --me responde, entre dientes.
--Trato hecho. --Quizá si logramos quitárnoslas lo bastante deprisa evitemos las peores quemaduras. Lo malo es que nos soltarán en el campo de batalla estemos como estemos--. Sé que le prometí a Haymitch que haría todo lo que nos dijeran, pero creo que no tuvo en cuenta este detalle.
--Por cierto, ¿dónde está? ¿No se supone que tiene que protegernos de este tipo de cosas?
--Con todo ese alcohol dentro, no creo que sea buena idea tenerlo cerca cuando ardamos.
De repente, los dos nos echamos a reír. Supongo que estamos tan nerviosos por los juegos y, más aún, tan aterrados por la posibilidad de acabar convertidos en antorchas humanas, que no actuamos de forma racional. 

No puedo parecer débil si quiero patrocinadores. Lo que te consigue ayuda no es la lástima, si no la admiración cuando te niegas a rendirte. (Katniss)

-Les lancé una flecha. Bueno, no a ellos, en realidad, sino hacia ellos. Fue como dice Peeta: no me hacían caso mientras disparaba y... perdí la cabeza, ¡así que apunté a la manzana que tenía en la boca su estúpido cerdo asado! --exclamo, desafiante.
--¿Y qué dijeron? --pregunta Cinna, con cautela.
--Nada. Bueno, no lo sé, me fui después de eso.
--¿Sin que te diesen permiso? --pregunta Effie, pasmada.
--Me lo di yo misma--respondo. Recuerdo que le prometí a Prim hacer todo lo posible por ganar, y me siento como si me hubiesen tirado encima una tonelada de carbón.

--Entonces, ¿se supone que nos vas a aconsejar? --le pregunto.
--¿Quieres un consejo? Sigue viva --responde Haymitch, y se echa a reír.
Miro a Peeta antes de recordar que no quiero tener nada que ver con él, y me sorprende encontrarme con una expresión muy dura, cuando normalmente parece tan afable.
--Muy gracioso --dice. De repente, le pega un bofetón al vaso que Haymitch tiene en la mano, y el cristal se hace añicos en el suelo y desparrama el líquido rojo sangre hacia el fondo del vagón--. Pero no para nosotros.

Si voy a llorar, será mejor que lo haga ahora; por la mañana podré arreglar el estropicio que me hagan las lágrimas en la cara. Sin embargo, no lo consigo, estoy demasiado cansada o entumecida para llorar, sólo quiero estar en otra parte; así que dejo que el tren me meza hasta sumergirme en el olvido. (Katniss)

Prim estaba encantada de tenerla de vuelta, mientras que yo seguía observándola, esperando que desapareciese otra vez; no confiaba en ella. Además, un lugar pequeño y retorcido de mi interior la odiaba por su debilidad, por su negligencia, por los meses que nos había hecho pasar. Mi hermana la perdonó y yo me alejé de ella, había levantado un muro para protegerme de necesitarla y nada volvería a ser lo mismo entre nosotras. Y ahora voy a morir sin haberlo arreglado. (Katniss)

La idea hace que me pare en seco: un Peeta Mellark amable es mucho más peligroso que uno desagradable. La gente amable consigue abrirse paso hasta mí y quedárseme dentro, y no puedo dejar que Peeta lo haga, no en el sitio al que vamos. Decido que, desde este momento, debo tener el menor contacto posible con el hijo del panadero. (Katniss)

--Has venido a rematarme, preciosa? (Peeta Mellark)

miércoles, 4 de julio de 2012

Porque tengo miedo a abrirte mi corazón...

Esa impotencia que siento al intentar contártelo todo, declararte mi amor... ¿Por que tiene que ser tan difícil?

lunes, 2 de julio de 2012

La selección española hace historia. Ganadores de la eurocopa 2012!!


Orgullo, gratitud, satisfacción, sentimiento, afición... 
Mucho más es lo que siento hacia nuestra increíble Selección de fútbol. 

Alegría extrema, eso es lo que transmiten estos chicos!! Cada una de sus jugadas, cada uno de sus goles... simplemente verlos en el campo, defendiendo con afiladas garras el título de campeones de Europa produce ese nuevo sentimiento del que os hablo. Alegría extrema: aplaudir hasta sentir la rojez en tus manos, gritar hasta que la afonía te lo impida; saltar, dar vueltas, bailar hasta no poder más; alzar los brazos señalando las estrellas y pronunciar esa palabra que tanto nos llena de satisfacción... GOOOOOOOL!! Hasta 4 veces sentí esa alegría extrema hasta que se hizo permanente!!
Lo han conseguido, han logrado lo que nadie antes había logrado, han hecho historia!! 
Han demostrado que todos ellos, juntos, unidos, son imparables, invencibles!! Y esque no hay dos sin tres!!
Ganaron la eurocopa en 2008, el mundial en 2010 y ahora, de nuevo, la eurocopa en 2012! Y no solo eso, también han sido premiado con todos los premios individuales de esta última eurocopa. ¿Por que? Porque todo, absolutamente todo, lo han logrado con humildad.
Así que gracias! 

Gracias David Silva por ese increíble primer gol en la final contra Italia, gracias Álvaro Arbeloa, gracias Gerard Piqué , gracias Santi Cazorla, gracias Jordi Alba por ese maravilloso segundo gol en la final, gracias Xabi Alonso, gracias Álvaro Negredo, gracias Cesc Fábregas por ese penalti en semifinales que nos llevo a la final, gracias Sergio Busquets, gracias Xavi Hernández por tus pases en las jugadas de gol, gracias Sergio Ramos; gracias Fernando Torres por ese tercer gol en la final y por tu generosidad: solo tú podías ceder ese gol, un gol que te convertía en máximo goleador único de la eurocopa; pero no, decidiste regalárselo a tu compañero Juan Mata, a quien le doy las gracias. Me alegra decir que por una vez la generosidad se premia y ahí estas con tu "bota de oro" y ese precioso gesto que te llena de honra y con el que te has ganado a todaa España!! Gracias Javier Martínez, gracias Andrés Iniesta, premiado con el título de "mejor jugador de la eurocopa", te lo mereces!! Gracias Jesús Navas, gracias Pedro Rodríguez, gracias Iker Casillas por ser el mejor portero y capitán de todos los tiempos! Solo un gol consiguió cruzar tu línea defensiva, pero lo importante no son los goles que te han marcado sino los que has parado con tus puños celestiales y por eso mismo has sido premiado con el "guante de oro".

Y gracias Raúl Albiol, Juan Fran, Fernando Llorente, Victor Valdés y José Reina, que aunque no han tenido la oportunidad de jugar en esta eurocopa, también se merecen este gran triunfo!! Gracias Selección, gracias España, gracias a todos los aficionados que han creído en ellos, que han animado a nuestra selección. Gracias!!
PD: Los jugadores españoles homenajearon a Miki Roqué, Manuel Preciado, Dani Jarque y Antonio Puerta (que en paz descansen) en la eurocopa 2012.

domingo, 1 de julio de 2012

Dicen que el amor...

Dicen que el amor es más fuerte que cualquier otro sentimiento, ya que si es verdadero no es posible quebrarlo. Dicen que es incluso más fuerte que las enormes cadenas de acero puro que sostienen el puente colgante de San Francisco (Golden Gate Bridge). Dicen que el amor es un sentimiento tan puro que nadie puede ensuciarlo. Dicen que el amor es hasta más resistente que los diamantes. Dicen que el amor es tan maravilloso que te hace sentir la persona más especial del mundo. Dicen que el amor es tan increible que te hace vivir en un continuo sueño. Dicen que el amor es tan dulce que ni todo el azúcar del universo podría igualar su dulzura. 
Eso dicen del amor...
Autora: JustSmileAndDreams